jueves, 11 octubre, 2012
Situaciones que alteran nuestros hábitos alimentarios

Es necesario manejar cierta flexibilidad, permitirse una salida, un festejo, un viaje, sin que ello implique el abandono total de buenos hábitos alimentarios, sabiendo que es transitorio.

Cuando se toma la decisión de llevar adelante una alimentación saludable, ya sea para bajar de peso, para controlar la presión arterial o el nivel de colesterol sanguíneo cada persona se programa para restringir totalmente algunos alimentos.

Pero la vida social, los festejos, los viajes, salidas, son importantes, y no es recomendable dejar de hacerlos por las comidas. Es necesario manejar cierta flexibilidad, permitirse una salida sin que ello implique el abandono total de la dieta, sabiendo que es un permiso y que en la próxima ingesta todo volverá a la normalidad.

Cuando este tipo de situaciones se repite por diferentes situaciones, familia, trabajo, amigos, etc; al aumentar la ingesta calórica debemos también aumentar el gasto calórico mediante el movimiento (caminatas, bicicleta, natación, baile, etc) y así evitar la fluctuación en el peso, en la presión arterial o en el colesterol, logrando un equilibrio.

Veamos algunas recomendaciones para evitar el descontrol en estas fiestas:

– Coma algo antes de salir a comer, o de ir al evento, una ensalada, sopa, un yogurt descremado, una fruta, una barra de cereal, dependiendo de la hora y lugar donde se encuentre.

– Pida una ensalada o sírvase del salad bar, en el caso que exista, mientras llega su plato principal, pudiéndo evitar el pan.

– Evite pedir preparaciones muy elaboradas con salsas, frituras y cremas, elija parrilla, grillados, wok.

– Nunca llegue a sentarse a la mesa con mucho apetito.

– Tome mucho líquido mientras espera su comida, agua, agua saborizada, gaseosas o jugos Light.

– Coma lentamente, masticando bien cada bocado antes de tragar.

– Coma un plato de frutas o ensaladas de frutas como postre si el plato principal no logró saciarlo. No agregue grasas a las comidas, como mayonesa, manteca, queso rallado.

– Coma pausadamente, masticando bien y apoyando los cubiertos entre cada bocado.

– No agregue más sal a su plato de la que trae en el alimento elaborado.

Y no lo olvide: si las cosas no salieron como lo esperaba, aumente el movimiento, un buen parque, plaza, lago, lo espera, el movimiento al aire libre lo hará sentir muy gratificado y se olvidará de sus errores.

 

Fuente: http://nutrar.com