viernes, 14 diciembre, 2012
Saltearse el almuerzo es una opción poco saludable

La pausa al mediodía sirve para reponer energías y luego continuar trabajando.

Las ocho o nueve horas que ocupan una jornada laboral promedio se vuelven en muchos casos escasas. Por lo general, las tareas rebasan la capacidad del empleado y la posibilidad de llevarse pendientes a casa o trabajar después de hora se torna una idea poco feliz. En medio de esta vorágine de actividades, una de las decisiones más comunes es saltearse la pausa de almuerzo o, en su defecto, hacerla a las apuradas y sin levantarse siquiera del escritorio.

…»Está demostrado que luego de aproximadamente 50 minutos de trabajo continuo, la atención, focalización y productividad del individuo comienzan una curva progresiva de descenso. Por lo tanto es vital generar aunque sea un descanso en medio del día»… informa la licenciada Laura Müller, psicóloga clínica y consultora en RR.HH.

…»La Organización Mundial de la Salud (OMS) asevera que la nutrición saludable en cantidades apropiadas puede contribuir a aumentar un 20 por ciento el rendimiento del ser humano»… informa Pía Qvarnström, licenciada en Nutrición. La experta agrega además que -aparte del almuerzo- es muy conveniente incorporar por lo menos dos refrigerios (una fruta fresca o un yogur) durante el día.

Las viandas son una de las alternativas más económicas y prácticas al alcance de los empleados, pero es de vital importancia que en el momento de hacer el break del mediodía los trabajadores no permanezcan en su oficina.

…»La mejor opción es salir del establecimiento. Ir a una plaza a hacer picnic es sencillo y muy adecuado. Es importante cambiar el aire para que la segunda etapa del día no se haga tan cuesta arriba»… recomienda Müller.

Por su parte, Qvarnström explica: …»Comer frente a la computadora es mejor que saltearse el almuerzo, pero es un mal hábito, ya que de esa forma no se cuantifica la ingesta y se pierde el registro de lo que se come. Si así fuera es preferible hacer un mayor número de pequeñas comidas, pocas y muy abundantes»…

La médica sugiere que las empresas que le suministran alimentos a su staff velen por una dieta que tenga un 50-55 por ciento de hidratos de carbono, 15 a 20 de proteínas y 30 de grasas, además de vitaminas y minerales en forma equilibrada.

…»Es propicio disminuir el consumo de cafeína, ya que el desgano y el sueño pueden estar provocados por la falta de esta ingesta. Para estos casos es más saludable comer una manzana, un yogur o frutas secas»… añade.

Los profesionales en RR.HH. sostienen que los comedores de las compañías son ideales para propiciar el intercambio entre colegas, desconectarse de la rutina y nutrirse bien. En la cantina de Bayer se ofrecen varios menús, entre ellos, uno light, uno para celíacos y un amplio salad bar.

…»En la intranet se publican todos los días cuáles serán los platos del día y la cantidad de calorías que cada uno contiene»… cuenta Carlota Hermida, gerente de RR.HH.

En tanto, Aguas Danone optó por instalar heladeras con productos lácteos, frutas y barras de cereal en las oficinas.

«En nuestro bistró festejamos una vez al mes los cumpleaños de los empleados con un gran almuerzo saludable, que consiste en tartas y ensaladas. Esto ayuda a propiciar una dieta acorde», informa Cecilia María Argüello, que lidera el programa de salud del área de RR.HH. En cambio, en la firma Robert Bosch Argentina los trabajadores reciben un monto adicional por refrigerio que les permite salir a comer, si lo desean, o almorzar en el comedor de la multinacional.

«Para motivar el intercambio con los compañeros remodelamos nuestro restaurante. Lo ubicamos en la terraza y armamos un deck para atraer a más gente de nuestro plantel», cuenta Fabián Patrignani, gerente de RR.HH. Bayer suministra canastas y lonas para que todos puedan comer en verano al aire libre.

Al hacer un plan estratégico de RR.HH., muchas veces se deja de lado el qué, cuándo, dónde y cómo comer, a pesar de que es un tema de importancia para generar bienestar en la compañía. «La nutrición deficiente está vinculada al ausentismo, la enfermedad y una baja en el estado de ánimo», asegura la nutricionista. Al respecto, Müller añade: «Tomarse una hora fuera de la oficina para comer no sólo no atrasa el trabajo, sino que provoca que volvamos a las tareas con más predisposición».

Muchas firmas, además de ocuparse de la nutrición de los empleados, proponen programas saludables in company. Tal es el caso de Aguas Danone, donde se combate el sedentarismo con actividad física.

La empresa tiene un gimnasio con un entrenador a disposición. Asimismo cuentan con un Running Team, que se reúne dos veces por semana, y los entrena para participar en maratones.

En Roche se dispone de mesas de ping pong y metegol. Además de la posibilidad de realizar clases de taebo, stretching, hip hop, yoga y relajación. «Contratamos a un personal trainer para armar una rutina acorde con cada individuo», acota Damián Cherñavsky, director de RR.HH. Se suma también la posibilidad de participar de torneos internos de fútbol, paddle y Play Station.

Direct TV ofrece la chance de formar parte de campeonatos internos de fútbol masculino y femenino. «Tenemos 49 por ciento de mujeres trabajando en la compañía.Hace tres años que empezamos y ya tenemos 9 equipos femeninos», informa Marcelo Grant, Gerente de Compensaciones y Beneficios. La firma, además, brinda la posibilidad de practicar rugby. Por último, Globant (que incluye clases de stretching y grupo de runners) implementó hace muy poco charlas sobre técnicas de respiración, dadas por voluntarios de la fundación El Arte de Vivir.

 

Fuente: http://nutrar.com