lunes, 27 agosto, 2012
Los carbohidratos: ¿amigos o enemigos?

Mucho se ha dicho y escrito sobre el efecto que tienen los carbohidratos en la figura de las personas. Que son los causantes de la obesidad, que si se quiere bajar de peso es necesario reducir su consumo diario, e incluso existen dietas que dentro de sus reglas los prohíben completamente. Sin embargo, los carbohidratos no son tan temidos ni peligrosos como los hacen parecer.

El mito

La mejor dieta consiste en alimentarse de forma balanceada, y esto implica que en todas las comidas debes incluir un elemento de cada uno de los tres grupos alimenticios: proteínas, vegetales y carbohidratos.
Los carbohidratos son aquellos que proveen energías al organismo para que pueda realizar todas sus actividades diarias; es por ello que si se eliminan, la fatiga y el desgano aparecerán más temprano en el día, puesto que al cuerpo le falta algo. El truco con este grupo alimenticio es saber cuándo, cómo y cuánto comer.

Aprender a comer

Si lo que querés es adelgazar, no elimines de tu dieta ninguno de los grupos alimenticios y seguí estos tips básicos:

  • Sustituí los jugos de cartón –los cuales son hechos a base de azúcar- por jugos naturales.
  • Cená temprano, ya que por la noche tu cuerpo entra en reposo y tarda más en consumir la energía aportada por los alimentos, convirtiéndola en grasa.
  • Ejercitate al menos una hora diaria.
  • Disminuí la cantidad de comida de tu plato; el truco está en comer menos pero más seguido. Merendá a media mañana y a media tarde, si el cuerpo lo pide, una fruta, yogurt, galletita pequeña, gelatina o jugo.
  • Disminuí al mínimo el consumo de carbohidratos simples; deja los refrescos, papitas, galletas y dulces para fiestas y ocasiones especiales.
  • Comé menos en la calle.

No hay que dejar los carbohidratos porque el cuerpo te lo hace notar y en algún momento comés mucho mas. Lo que debemos hacer es aprender a incluirlos y convivir con ellos.

 

Fuente: http://nutrar.com