miércoles, 14 agosto, 2013
Las personas comen menos después del ejercicio intenso

Los participantes consumían menos calorías después de hacer ejercicio intenso y muy intenso.

Un estudio mostró que un grupo de hombres con sobrepeso ingería unas 200 calorías menos tras hacer actividad física intensa que después de un descanso.

Algunos estudios habían identificado una relación entre el ejercicio de alta intensidad, la supresión del apetito y los cambios de las hormonas que regulan el apetito y la saciedad.

Sin embargo, este nuevo estudio halló que los distintos programas físicos afectan de diferente manera esas hormonas.

El equipo de Aaron Sim, estudiante de la Universidad de Australia Occidental, reunió a 17 hombres con sobrepeso que voluntariamente participaron en cuatro intervenciones de 30 minutos.

En una, los participantes sólo debían descansar, mientras que en las otras tres utilizaron una bicicleta fija para hacer ejercicio de intensidad moderada, alta o muy alta.

La actividad moderada consistía en ejercitar a un ritmo constante durante la sesión, mientras que en la actividad más intensa debían alternar carreras cortas con un pedaleo a baja velocidad más prolongado.

Luego de cada sesión, los participantes bebieron una comida líquida de 267 calorías. Casi una hora después, el equipo les ofreció avena, que podían consumir hasta sentirse «cómodamente llenos».

Los participantes consumían menos calorías después de hacer ejercicio intenso y muy intenso.

También comían menos luego del ejercicio muy intenso que de la actividad intensa, mientras que la diferencia entre el ejercicio de alta intensidad y de intensidad moderada es tan reducida que podría ser por azar.

Luego de las sesiones, los hombres ingirieron 764 calorías después de descansar, 710 calorías después del ejercicio moderado, 621 calorías después del ejercicio de alta intensidad y 594 calorías después del ejercicio muy intenso.

Además, los hombres dijeron haber comido menos al día siguiente del ejercicio más intenso que del resto de las sesiones: 2.000 calorías frente a más de 2.300 calorías al día siguiente del ejercicio moderado y más de 2.600 calorías al día siguiente de la sesión de reposo.

El estudio aporta valores de corte del consumo calórico en el corto plazo que son promisorios, pero se desconoce si el ejercicio de alta intensidad influiría en el adelgazamiento en el largo plazo.

David Stensel, investigador de la Universidad de Loughborough, Reino Unido, advirtió que se trata de un estudio pequeño que debería replicarse antes de sacar conclusiones.

Otros estudio no habían identificado diferencias en la alimentación después de un período de ejercicio o descanso.

Fuente: nutrar.com