miércoles, 7 agosto, 2013
La importancia de un buen desayuno en los niños

Elegir los alimentos y las bebidas adecuadas desde la etapa preescolar y escolar es determinante para evitar problemas de salud en la edad adulta.

Ante el regreso a clases de los niños, después de sus vacaciones, es conveniente que los padres revisen la alimentación de sus hijos, especialmente cuando el tiempo libre, las salidas, las horas desordenadas de sueño, llevaron a esos niños a comer desprolijamente y sin horarios.

Volver al orden, elegir alimentos sanos como alimentos principales y como break para el recreo, que eviten el desarrollo de enfermedades como la obesidad, sobrepeso y la diabetes.

Muchos padres aún no le dan la importancia que tiene el “lunch” o refrigerio de los niños y jóvenes y si bien el corto tiempo del que disponemos, las tareas, múltiples actividades, en ocasiones complica preparar el desayuno, su lunch y el refrigerio para el recreo.

La ingesta de productos y alimentos con exceso de azúcar y grasas, así como una mayor tendencia al sedentarismo son los factores principales que provocan obesidad.

Actualmente algunas madres no preparan lunch o refrigerios nutritivos para sus hijos, tomando como alternativa el darles dinero para que ellos compren lo que quieran consumir. Con esta facilidad, los niños más pequeños, adquieren productos que en su mayoría no ayudan a la nutrición y, por el contrario, los hacen subir de peso.

La formación de los hábitos alimentarios desde niños resulta fundamental en el desarrollo, ya que en esta fase asumirán las actitudes que en materia de nutrición e ingesta de comida los acompañarán durante el resto de su vida.

Junto a la elección correcta de los alimentos, la práctica de actividad física es la inversion en salud más segura para los niños.

 

Fuente: nutrar.com