miércoles, 2 mayo, 2012
Fibra dietética y salud

Se podría definir como aquellos componentes de tejidos vegetales comestibles que no son hidrolizados por las enzimas del aparato digestivo humano; sólo algunas fracciones pueden ser degradadas por las bacterias del intestino.

Autor: Lic. Cristina Maceira

Los efectos fisiológicos de estos componentes de la pared celular vegetal se han investigado de forma extensa y sabemos que afectan de distintas formas el funcionamiento de todo el tracto digestivo y modifican algunos de los procesos metabólicos ayudándonos a prevenir y tratar muchas enfermedades como obesidad, hipercolesterolemia, diabetes, trastornos intestinales.

Clasificación

Dependiendo de su solubilidad en el agua se las clasifica en fibra soluble e insoluble.

Entre la fibra soluble tendríamos a las pectinas, mucílagos y gomas; y la encontramos fundamentalmente en las legumbres, frutas, cebada, salvado, salvado de avena y verduras. Por el contrario, la celulosa, lignina y la mayor parte de hemicelulosa constituirían la fibra insoluble que podemos encontrarla en los cereales, productos de trigo integral, frutas, hortalizas y salvado de trigo.

Beneficios de la fibra dietética:

  • Previene la obesidad y aporta mayor saciedad otorgando más volumen a la dieta sin agregar calorías al mismo tiempo que retarda el vaciado gástrico.
  • Previene el estreñimiento, aumentando el volumen de la materia fecal y facilitando su tránsito por el intestino.
  • Previene el cáncer de colon, eliminado sustancias cancerígenas.
  • Demora la absorción de glucosa, evitando aumentos bruscos de glucemia en sangre.
  • Aumenta el colesterol bueno (HDL) y disminuye el malo (LDL).

¿Cómo aumentar el consumo diario de fibra dietética?

  • Sustituya los cereales refinados, por sus versiones integrales.
  • Consuma legumbres (porotos, lentejas, garbanzos y soja)
  • Tanto en almuerzo como en cana coma hortalizas.
  • Incorpore diariamente en su alimentación frutas con cáscaras.
  • Leer las etiquetas de los productos en busca de frases como “rico en fibras”, “con salvado”, “multicereal”, “integral”.
  • Agregar salvado de trigo o de avena en caldos, sopas, rellenos.

Por último, debe recordar que al comenzar a implementar estos consejos en su alimentación, lo conveniente es hacerlo de forma progresiva ya que una ingesta brusca de fibra dietética puede causarle mal estar intestinal como por ejemplo distensión abdominal, diarrea o flatulencia.

Fuente: nutrar.com