miércoles, 9 octubre, 2013
Consumir mate: un hábito saludable

La yerba mate contiene cafeína en cantidades importantes, así como antioxidantes, potasio, aminoácidos y vitaminas.

Fueron los jesuitas establecidos en Misiones (Argentina) quienes lograron domesticar y sembrar la yerba mate en gran escala. Actualmente, Argentina, Brasil y Paraguay son los principales países productores de yerba mate.

La yerba mate contiene cafeína en cantidades importantes, así como antioxidantes, potasio, aminoácidos y vitaminas.

Los beneficios y aspectos terapeúticos de la yerba mate, verificados después de siglos de observaciones y uso, fueron recientemente confirmado por numerosos estudios científicos como sus propiedades químicas. La yerba mate es similar al té verde, aunque más nutritiva.

Significativas cantidades de potasio, sodio y magnesio están presentes, tanto en la hoja como en la infusión (Tenorio Sanz, Torija Icasa 1991).

Vitaminas B1, B 2 , A, riboflavina, caroteno, colina, ácido pantothenico, inositol y variedad de aminoácidos (F. Alikaridis 1991) son algunos de los componentes que hacen de la yerba mate una bebida muy saludable.

Recientes estudios, de Estados Unidos, indicaron que polyphenoes son poderosos antioxidantes que refuerzan las defenzas naturales del organismo, y protegen contra la destrucción celular, que causa deterioro.

La yerba mate posee efecto diurético y estimula el peristaltismo intestinal.

La cantidad que se bebe de dicha infusion es importante, por lo cual favorece el consumo de líquidos a diario. Cuando se toma el mate convencional, con agua caliente, permite el control del apetito, ya que los líquidos calientes favorecen la saciedad.

Por su contenido en cafecina, se recomienda tomarlo lejos de los horarios en los que desee consiliar el sueño.

Es una bebida, tradicional, asociada al ¨compartir buenos momentos¨, lo cual también la hace saludable.

 

Fuente: nutrar.com