viernes, 24 enero, 2014
Alimentación en la tercera edad

A partir de los 60 años es importante tomar en cuenta algunos cuidados tanto en la alimentación como en los hábitos diarios. La licenciada en Nutrición Cristina Maceira nos cuenta cuáles son.

Características físicas

Los cambios corporales más predominantes son:

Estatura: a partir de los 50 años de edad, la estatura disminuye entre uno y dos centímetros por década.

Masa muscular: disminuye la masa muscular, ya que las personas dejan de realizar ejercicio.

Masa ósea: el envejecimiento se asocia también con una disminución de la constitución ósea.

Masa grasa: conforme avanza la edad la masa corporal grasa aumenta y sufre una redistribución, que consiste en el desvío de la grasa subcutánea de las extremidades hacia el tronco.

Cambio en la percepción de los sentidos: cambia la percepción del olor, sabor, texturas, etc. por lo que es importante que los alimentos sean agradables al paladar para evitar la falta de apetito.

Las enfermedades más comunes en esta etapa son la intolerancia a los hidratos de carbono, osteoporosis y ateroesclerosis. Todas ellas, se aceptan como enfermedades que están íntimamente ligadas al proceso de envejecimiento; sin embargo, hoy se conoce que cuando se controla a alimentación, el ejercicio y el tabaquismo, sólo una fracción del deterioro que se observa en tales circunstancias es atribuible al envejecimiento en sí mismo.

Recomendaciones nutricionales

El cambio en la percepción de los sentidos y la disminución de el consumo de ciertos alimentos, predispone a carencias nutricionales.

Algunos cuidados:

-Cuidar tanto la cantidad como la calidad de los alimentos, ya que la pérdida del apetito va directamente relacionado a la pérdida de peso corporal.
-Asegurar el consumo de alimentos con proteinas de origen animal (lacteos, huevo, carnes), evitando la pérdida de masa muscular propia de la falta de actividad física y limitado movimiento.
-Elegir alimentos de fácil masticación, asegurando su completa ingesta.
-Aumentar el consumo de fibra para evitar el estreñimiento.

Fuente: nutrar.com