sábado, 15 agosto, 2015
5 nutrientes para una sana alimentación en el embarazo

Una inadecuada nutrición durante el embarazo puede provocar problemas nutricionales, de crecimiento y desarrollo físico y mental del feto, así como también aumenta las posibilidades de un parto prematuro, de sufrir preclamsia (presión alta) o diabetes gestional.

A continuación, los cinco nutrientes más importantes:

1. Vitaminas A y C. Consume 5 porciones de frutas y verduras al día. Una porción equivale a 2/3 de taza picada aproximadamente, o dos piezas de naranjas, duraznos o mandarinas, o media banana o pera. Si preferís las verduras cocidas una porción equivale a media taza, mientras que si son crudas es una taza.

2. Ácido fólico o vitamina B9. Es muy importante tomarlo antes y durante el primer trimestre del embarazo, ayuda a la multiplicación de las células, producción de los glóbulos rojos y blancos, que transportan oxígeno a la sangre y protegen a los bebés de infecciones y malformaciones, además que disminuye el riesgo de aborto espontáneo y nacimiento prematuro. Se encuentra en el hígado y vísceras (asados o a la plancha), y en berro, espinaca, lechuga, espárrago, acelga y en las naranjas y bananas.

3. Colina. Nutriente que puede prevenir los defectos del tubo neural (estructura en el que se origina el sistema nervioso central), la recomendación es tomar 450 mg. diarios. Está presente en los huevos, cacahuates, germen de trigo, soja, garbanzos, lentejas y arroz.

4. Proteínas. Nutrimentos que tienen como función principal crear tejidos, es decir, los órganos y músculos, y también proteger a los bebés de enfermedades crónicas como el sobrepeso, diabetes e hipertensión. Es importante consumir suficiente proteína durante todo el embarazo, pero principalmente en el segundo y tercer trimestre, la cantidad sugerida es de 70 gramos diarios y lo puedes encontrar en los porotos, carnes magras, huevos, leche, quesos no procesados, legumbres y yogurt.

5. Hierro. Una mujer requiere aproximadamente 1,000 mg. de este mineral que facilita la transportación del oxígeno en los tejidos, hace que la sangre circule de manera adecuada y es imprescindible para la formación de proteínas de los músculos, células y huesos. Lo podemos encontrar en los cereales integrales, hígado, lentejas, espinacas y acelgas.

Fuente: Terra Salud